Felicitar bien la navidad

Os lo digo de ya: no me gusta la navidad. Pero nada de nada. Yo creo que tuve una sobredosis en su día y ahora me pone de los putos nervios. Tal cual. Hace ya bastante, a mí me encantaban estas fiestas. Sobretodo lo de decorar. Mi lema era «más es más». Todo quedaba mejor con espumillón #verdadverdadera. Pero eso no quita que tuviera como pequeños momentos de tristeza suprema en medio de todo ese tinglado. Desde siempre y no sé porqué. De repente me ponía súper triste y cuanto más me decían lo entrañables que eran esas fechas, el odgullo satisfación que le daban a otros… Pos no. Un año me planté y ahora soy fiel al glitter, que lo puedo llevar todo el año sin que esté reservado a solo una ocasión al año. Por eso, este post trata de felicitar bien la navidad.

No hay nada que me ponga más de los nervios que la ñoñez. Y las postales de felicitación es donde la concentración de ñoñez es mayor. Al menos las que le gustan a mi mamma, que es una fanática de la navidad y lleva años intentando colar algún adorno navideño en mi casa. Sin éxito, bien por mí

Así que quiero combatir las ñoñeces y a ese mozo negro que ronda los whatsapp de cualquier incauta que abre la imagen y… nunca mejor dicho… ¡zasca!

A ver… que no cuesta tanto felicitar bien la navidad. He preparado algunas de mis postales, que preparé años atrás para otras navidades pasadas, pero esta vez en formato instagram. Es que hay que modernizarse, nenis. Son 4 y claramente, si ya conocéis un poco mi rollo, sabréis que están totalmente en consonancia con mis gustos.

La cosa es que te las puedas descargar y las puedas enviar por whatsapp o compartir en tus redes sociales para ser un poco original y picaruela, que no todo va a ser ponerse gocho a turrones y arbolitos estupendos, con adornos cuquis comprados en tal tienda sueca o tal tienda de cosas chinas que viene de irlanda. Ya tú sabeh mi amol.

Como verás, las postales están protagonizadas por pin-ups clásicas pero personalizadas por la menda lerenda. Y que nadie diga que no son navideñas que yo he visto algún arbolito, y que si unas bolas por ahí, lucecitas… ¡pero si hasta sale Santa Claus, parfar!

Tan fácil como descargarte las imágenes y guardarlas en tu teléfono. Y hala, listas para ser compartidas. Hacedme feliz y hacedlas circular. Que ese sea mi regalo de navidad.

Seguirán sin gustarme estas malditas fiestas, pero el gustirrinín que me va a dar sabiendo que sabes FELICITAR BIEN LA NAVIDAD… oissssssh 😛

Recuérdote que aquí una servidora tiene unas tiendas preciosísimas en las que puedes encontrar MIS ILUSTRACIONES en un montón de cosas chulísimas. En serio, tienes que verlas: REDBUBBLESOCIETY6THREADLESS